VADIK BARRON

CANTAUTOR 

efectos personales

  1. berlín (saudade)
  2. (para volver a) casa
  3. san luis
  4. fortaleza
  5. el fin del mudo (a e i o u)
  6. hotel pacheco (presidente)
  7. yungas (el tobogán)
  8. brillo-contraste
  9. tres (esta vez)
  10. changos
  11. guitarra
  12. la moneda

Letras, músicas, concepto y producción musical: Vadik Barrón, excepto rap en La moneda, letra: Carlos Fiengo. 
Todos los músicos participantes aportaron con arreglos. 

Tincho Castillo: guitarras eléctricas. 
Heber Peredo: piano y teclados. 
Raúl Flores: bajo en 1,5,7,8, 10 y 11. 
Poche Ponce: bajo en 2, 3 y 12. 
Noel Copa: batería y percusión. 
Christine Wornom: voz en 9 y 12 
Gabo Guzmán: guitarra acústica, guitarra de 12 cuerdas en 4 
Sergio Medina: guitarra eléctrica y slide en 9 
Carlos Fiengo: rap en 12 
Gustavo Orihuela: violín en 10 
Víctor Aliaga: saxofón en 12 
Omar Gutiérrez: trompeta en 12 
Luis Miguel Clavijo: trombón en 12 
Marcelo Murilllo: washboard en 10. 
Vadik Barrón: voces, guitarras rítmicas acústicas y eléctricas 

Grabado en Taki Estudios y en Elektra Estudios, La Paz, Bolivia, entre marzo y abril de 2014. 
Grabación, mezcla y mastering: Mauricio Moya & Andrés Martínez 
Arte y diseño: Marco Tóxico.

Berlín

La ciudad es un espejo feroz

lo mejor es ir de a dos

pero vos no estás tan cerca.

Corazones en otra latitud

ya no es cuestión de actitud

sino de estar bien alerta.

No estamos solos, menos mal

hay un impulso animal

que nos trastorna los ojos.

No estamos solos, sé que estás

tú en Berlín, yo en La Paz

la espera no tiene final.

Un amigo me explicó la otra vez

que uno no es lo que es

sino lo que aparenta.

“Puede ser” le dije y lo pensé

pero después me olvidé

con dos pastillas de menta.

No estamos solos, menos mal...

Caen gotas de diamante

en dos cielos tan distantes.

La ciudad es un espejo veloz.


Para volver a casa

Para volver a casa

para entender qué pasa

dentro el corazón, los mismos mecanismos

que aceleran la respiración.

Para perder el miedo

dejarlo solo al pedo en un basural

expuesto a la intemperie

que se quiebre y no vuelva más.

Dame una interfase

que me cambie la opinión.

Somos kamikazes

de la cama y el sillón.

Y quiebro espejos

jugando el juego

de ir y volver en silencio

no existo ni pienso si no estás aquí.

Para volver a casa

sacar toda esa grasa del negro sartén

barrer detrás los muebles

que se mueven si se sienten bien.

Para alcanzar la gloria

saberse de memoria

esa vieja canción

que suena en los parlantes

como antes de la explosión.

Dame una autopista

que se eleve de los pies

soy paracaidista

en un cielo de ajedrez.

Y quiebro espejos

jugando el juego

la casa la llevamos dentro

periferia y centro como un caracol

Somos Juan Cutipa,

Martín Fierro y Cimarrón,

nos dieron las tripas

pero hicimos corazón.

Y pierdo el tiempo

mirando lejos

Si todo lo que quiero y tengo

desde un comienzo ya estaba aquí.

Para volver a casa.


San Luis

A Luis Alberto Spinetta

Todavía sale el sol

pero no sabe a nada

un mañana.

La distancia y el reloj

son socios del desierto

en el cuerpo.

Y a esta tierra

ya le falta un ángel.

Anestesia sin dolor

pintura sin misterio

qué silencio.

Reverbera su color

mientras busco un parlante

como antes.

Fermín, Ana,

Beto y Maribel

cantan por él.

Pero hoy no quiero hablar de la penumbra

no hay palabra que la vida no descubra.

Gabinetes espaciales

llegó la canción del sol a Baires.

Invisible camafeo

padre en años luz te veo brillar...

Hoy celebro por San Luis

junto al eco eterno

que (b)ves (a) el cielo.

La herida de París

suena a todo mango

a lo ancho y largo

del país.


Fortaleza

“I know not what tomorrow will bring”

Fernando Pessoa

Un ave que cae nunca queda ilesa

luego ir a pie exige fortaleza

tentar con las manos la felicidad

Más allá, sí es preciso,

sí es preciso mirar más allá

del mar.

A cada segundo una vida comienza:

un aliento queda, un latido va.

Todo amor que brota es una fortaleza

que resiste a besos a la adversidad

Más allá, sí es preciso,

sí es preciso mirar más allá

del mar.

Más allá, sí es preciso,

sí es preciso mirar más allá

yo no sé lo que el mañana traerá.


Fin del Mudo (a, e, i, o, u)

Yo viajo del futuro hacia el pasado

como un cometa que encierra el cielo y mira para atrás.

Tenemos ese amor por los extraños

y aprendí que el color cambia con la velocidad.

Y en ese equinoccio de verdades a medias

no todo lo que brilla es real

(aaaaa) el tobogán de mi nariz

(aaaaa) mi corazón es mi país.

El mundo cada día se agrieta

por eso pasan inquietas bicicletas de Berlín.

No sé si asistimos al fin del mundo

no hay primero sin segundo en el circo-magazine.

Es un supositorio de buenas intenciones

morimos para no desfallecer.

(eeeeee) El amor es mi cicatriz

(eeeeee) mi corazón, en mi país.

La radio toca canciones que siempre

te mueven el bajo vientre: teta, culo, mar, bling-bling.

Y nuevas voces de papel carbón

imitan a un viejo cantor no sé si es Páez o Joaquín.

En este pandemonium de añejas obviedades

el tuerto se jubila. El sordo es rey.

(iiiiiii) Mi reino por ese tapiz

(iiiiiii) mi corazón es un país.

Aún no inventamos esa droga

que logre dar pie con bola el chip de la felicidad.

Rondamos las farolas como moscas

podríamos ganar un Oscar: Mejor Peli Sin final.

Y a ese referéndum que pregunta la hora

le respondemos: “hola, cómo estás”

(ooooo) Los aguaceros de París,

(ooooo) mi corazón es su país.

El tiempo nos trasviste la histeria

y la historia es cosa sería pero está llena de mal.

No sé si quiero acabar con todo

o esperar quieto en el lodo a que llegue el temporal.

Pero dije lo mío, directo y desnudo

el fin del mudo acaba de empezar.

(uuuuu) Canto contigo y soy feliz

(uuuuu) mi corazón es mi país.


Hotel Pacheco (Presidente )

Dónde termina el amor,

dónde empieza el sufrimiento.

Tengo un problema doctor

digo siempre la verdad

pero parece que miento.

Este es el cuarto 16

que comparto con Don Lucho

el que cree que es Gardel

porque se viste como él

pero apenas lo escucho.

He buscado cosas que concentren mi interés

como usted recomienda

y juego partidas simultáneas de ajedrez

no me importa gane o pierda.

Pero viene el enfermero

a decirme que ya es tarde,

entonces veo los tableros

pero allí ya no hay nadie.

Y dónde termino yo,

dónde comienza la gente.

Por lo que yo digo y soy

los internos el día de hoy

me eligieron presidente.

Y no puedo defraudar

a las masas populares

ellas gobiernan al fin

usted lo llama motín

yo le digo carnavales.

Un poquito de agua, serpentina y cotillón

y se llena un pecho hueco,

si yo fuera usted, doctor, disfruto la función

y cierro el Hotel Pacheco.

Cuando venga la policía

y seamos portada y chisme

se acabará la utopía

pero al menos fuimos libres.


Yungas

El tobogán de la luz

donde resbalan las cosas que no existen más,

la cabeza de alfiler

donde cuelgan las historias y amores que no pueden ser.

Lo que sostiene la casa

no es la mampostería, el piso o pared

lo que da vida a las plantas

son tus abrazos de fuego, el aroma a café.

Ay si te vas

llorarían las piedras gotas de yerbabuena

Ay si me voy

volarían los chanchos a lo largo y ancho

del cielo que imaginó pink floyd.

El precipicio frugal

la pesadilla que juega con la bruma matinal

en esta jungla sin dios

donde el silencio y el agua edifican un muro feroz.

Tu misteriosa mirada

sueña con discotecas, paraguas urbanos, metal,

yo también quiero que vayas

pero los dos sabemos lo que vamos a encontrar.

Ay si te vas...


Brillo-Contraste

Él es grueso y colorado

como un Larousse Ilustrado.

Ella es alta y liviana

como luz de la mañana.

Él es fútbol, ella es ciencia,

yo no veo la diferencia

Juntos viajan por el mundo

y lo segundo es la apariencia.

Uno es Tauro, el otro es Cáncer

uno es diablo, el otro arcángel

uno sube, el otro baja

uno es sexo, el otro paja.

Uno trabaja, otro vive

de lo que otros escriben

uno es macho, el otro nena

y un garoto besa al otro en Ipanema.

Uno aprende que la tele

no es como la realidad

que brillo y contraste pueden

alterarse de verdad.

Dos espejos infinitos

que se miran al azar

¿No es este un día bonito?

ven, sentate a descansar conmigo

Tú eres tierra yo soy agua

nuestro amor anfibia fragua

tú eres campo yo soy casa

ya veremos lo que pasa

Tú eres Kubrick y Trapero

yo leo el libro el libro primero

yo soy lienzo, tú color

y el cuadro se llama amor.

Uno aprende que la tele...


Esta vez

Voy a cien por hora

en tu callejón

juventud de droga

sexo y rocanrol

A veces miro lo que está pasando

pero no me interesa saber

por que vos eres mi cómo y mi cuándo

voy a besarte lo que nos quede de noche esta vez

No sabes que quieres

viaje o estación

hombres o mujeres

farra o represión

a veces miras lo que está pasando

no tienes tiempo para entender

que trabajar es mendigar robando

y voy besarte lo que nos quede de amor esta vez

Hoy vuelvo a habitar

espejos del ayer

enterré mi hueso

y regresé por él.

A veces siento que estoy muy cansado

para luchar o jugar a aprender

si no hay futuro pues soy mi pasado

y voy besarte lo que me quede de vida esta vez.


Changos

Tal vez no tenga que decirte nada

tal vez lo sabes por pura intuición

las catedrales venden empanadas

y a mi se me resfría la canción.

Date cuenta, ya no somos changos

el mundo cambió

pasa el tiempo y no tengo un mango

pero a mi favor

Tengo la luz del sol de mañana

transparentes persianas

hacia un cielo mejor.

Ya no sufro si inventan macanas

ya cubrí mis ventanas

con cortinas de amor.

Solía ser como ir de vacaciones

como un recreo de insensatez

hoy da lo mismo las cuatro estaciones

y solo crees en lo que ves.

Date cuenta, ya no somos changos

La vida cambió

pasa el tiempo y no tengo un mango

pero a mi favor

Tengo la traducción del abismo

sigo siendo el mismo

más sabor, menos sal.

Pero no sé qué esconde el futuro

ya no vuelvo a Oruro

ni para carnaval.

No soy ni quisiera ser un ejemplo

en este juego de tomar y dar

pero el dinero ya erigió su templo

en la cara de la humanidad.

Date cuenta, ya no somos changos

el mundo cambió

pasa el tiempo y no tengo un mango

pero a mi favor

Tengo la primitiva inocencia

la tarea de ciencia

no la pienso hacer.

Pierdo y gano cada hora que vivo

soy mejor cuando escribo

de lo que suelo ser.


Guitarra

Por aquí me voy al mundo

subo y bajo la escalera

ya se armó la borrachera

por la vida del difunto.

Por aquí por este hueco

debajito de las cuerdas

entro y veo que me alegras

también afinas lamentos.

Guitarra vos sabes quién soy

me subo a bordo y así voy

a buscar esas melodías

como quien viaja hacia el sol.

Guitarra vos sabes quién soy

en la Linares o en la Eloy

hay una página no escrita

infinita es la canción.

Una séptima aumentada

y es como si amaneciera

se fundó la primavera

en la luz de tu mirada.

De los dos, tú eres virtuosa

pero lo tomo con clama

porque vos me das tu alma

que mis dedos solo rozan.

Guitarra vos sabes quién soy...

Yo no sé si lo que escribo

siempre estuvo en el aire

el canto es un ser vivo

que se abraza a tu talle.

Guitarra vos sabes quién soy...


La moneda

Pasan la espina y la seda

pasan los años al revés

todo en el mundo es moneda

que se cambia por interés.

Yo no te di permiso

de lamer mis heridas

y un día de improviso

eras todo en mi vida:

La casa, la carne, las dudas

las palabras graves y agudas.

Pasan los precios que descuentan

y el cumpleaños infeliz

la nostalgia por los noventas

el maestro y el aprendiz

¿Cuánto valen tus besos

tu isla del tesoro?

las risas, los excesos

son la fiebre del oro

Los corazones con bolsillos

las cajas fuertes con anillos

Vos cuentas las monedas y

las monedas ¿qué cuentan?