VADIK BARRON

CANTAUTOR 

CUADERNO ROJO (2002) 


Qué de la puta llegar al vientre
del arcoiris, acariciar la felina cintura,
la osamenta en marfil, los zapatos cromados.

Qué de la puta robarle al aire
la mariposa efímera y morir mil veces en ella,
con una lágrima de alegría escurriendo por el pecho,
con la lluvia en el sombrero.

Qué de la puta dos cuerpos averiguando
el cómo y el qué, como animales sin prisas,
con el periódico del domingo cubriéndoles los pudores
si es que tienen,
ya se sabe.

Qué de la puta tú, agazapada en el aire
contando estrellas y recordando nombres
despreocupada girando y abriéndome
el candado de las emergencias.

Qué de la puta una guitarra a la diestra
mirando con su gran ojo de coño astral,
hilando paralelos y meridianos en su antiquísimo brazo
de hacerle cosquillas al mundo.

Qué de la puta las islas del Pacífico,
- jardín de la insolencia – echándonos en cara
la gran y azul verdad de que este planeta
es pura agua carajo, agua nomás.

Qué de la puta el pucho agonizante
de los amigos que renuncian a una mano
para ganar una boca y llenarte de humo la casa
y luego te desayunes sus risas y sus palabras,
aunque no recuerdes nada.

Qué de la puta un perro negro y blanco,
un perro que es todo ángel y ha venido
a contarnos con baba, caca y ladrido
lo que cuentan en el cielo, lo que soñamos los vivos.

Qué de la puta el silencio, requisito de la música
abrir y cerrar los ojos bajo los cielos anclados,
bajo el temblor de los astros,
tener tanta y más palabra y saber callarse la boca
riendo la risa sorda,
la gran risa de a de veras
adentro de la piel oscura.

Qué de la puta saberme en el mundo
rodeado de maravillas vestidas de triste y muerto,
con ojeras hasta el pecho, con los dedos apuntando
al suelo soñando que hay un arriba
que nos espera despierto
ponerle ají a los recuerdos
para comerlos sudando y expelerlos como viento
porque aquí empieza de nuevo
el Libro de lo que queda
en un cuaderno desierto. 


EL ASTRÓNOMO

Atesoro rosas y constelaciones ,
nombro a los azules en un recinto lúgubre ;
vuelvo del intento insomne , pequeño
a guardar astrolabios y catalejos
en un cofre húmedo de rocío
– labrado en ébano y nácar –
hasta el día ,
improbable ,
en que vuelva
el cometa ígneo que trae escritos en la cola
los signos de tu partida.


MAR

Perfecta asimetría la del mar ,
monstruo inquieto :
un gran niño tonto con su cuchara de plata ,
ahora un viejo con la dentadura enmaderada ,
quizá una novia que canta profundo y solloza algas y peces.

En el fondo del mundo
Han puesto – adrede – los retratos y relojes
de lo Innombrable , el mar
la cara y el tiempo quizás lo único que nos quede


con las manos abiertas y el epitafio en la frente.



PASEOS (III)

Mi piel está viviendo
su vida en telarañas y casas iluminadas,
mi piel precisa de tejas y telescopios:
gatos y astros con vestuario de lágrimas
en el proscenio del tiempo;
pero no lloro,
no puedo llorar por la piel
que vive a su antojo, entonces duermo
y sueño con lenguas aladas.



FOTOGRAFÍA

Tiene la muerte a un niño asido de la mano.

La mano del niño es inmensa y pronto cubre
a la muerte con falanges y nudillos.

Tiene el niño una muerte en la mano
y nos la arroja riendo, con gesto de loco
o de anciano.

Tiene la muerte una fotografía impresa en papel delicado,
en ella se mira a un niño de grandes manos; en esa fotografía
que a todos muestra , contenta , estamos todos
estamos todos presentes.




GRIS Y FUEGO

ésta es mi feroz canción
luis alberto spinetta
Duermo a fuego lento
en el hemisferio opuesto ,
penitencia de la luz
bajo los pies azules , alga
breve que sostiene el viento – detenible –
el fakir y el bass player ,
un gris fuego monocorde
en el agrietado cuello de las pitonisas ,


duermo a fuego lento
en el envés de las cosas ,
una lluvia pertinaz me torna
coladera en la avenida ;
una criatura feroz que mira en vilo
y que no vive esperando el momento
de abrirse el pecho y salpicar
de vísceras el auditorio
y quedar como los vivos ,
sostenido …


iPoem (2008)

ORANGE-GUTE NACHT

Un orange-gute nacht
es un mono naranja vespertino
con muchísimas posibilidades lingüísticas.

El orange-gute nacht
es un simio continuo y trilingüe
(habla inglés, alemán y thai
sin preocupaciones)
que describe curiosos
paréntesis con sus miembros.

El orange-gute nacht
aspira a un mundo mejor,
donde todos cuelguen de cabeza
sostenidos por sus piernas
y miren el principio del horizonte
sin mayores cuidados que procurarse
frutas y mañanas frescas.

El orange-gute nacht
estuvo en Woodstock.
De ahí su desencanto
con el mundo que le tocó en suerte.


ZAPATITOS DE CABEZA

Por ejemplo un piano de cola
una escala de mano
un matamoscas de pie.

Por ejemplo la otrora Yugoslavia
en su estropeada cajita musical:
los arrebatos del alma.

Por ejemplo los zapatitos octillizos
de unos beatles de porcelana fría.

Estos son los placeres
que me permito ahora:
aprender a voltear los párpados
disponer mantel y velas
esperar la noche con los dedos en remojo:

asumir la amena vida de un juguete.



MÚSICA

(((((((((((El mar avanza en estéreo.))))))))))



INFRAVIOLETA

Veintiséis palabras ámbar
buscan la redención
del cepillo de dientes.

No quiero un mundo sobreentendido
ni la aprehensión
de los pirómanos imperiales
a las siete de la mañana.

La resaca de postguerra
es lo que último que queda vivo
en mi osamenta.

La guitarra es un medio de transporte infravalorado;
la luna k’asa de El Alto
barniza las antenas
con lavanda y hueso.

Nada cambió demasiado:
las fogatas seguirán ardiendo en el ciberespacio. 


ROCANROL Y CANCIONES DEL FUTURO (2011)


UPDATE
Necesitamos un mundo que se eleve
Tomi Kontio

Este es un poema automático: On,
y el cielo escupe serpiente áureas.
Off, y se hace un silencio de muerte
en el recinto, de pronto esfera.

La palanca verde a la derecha
desencadena humores acuáticos,
como caleidoscopios de papel picado.

El botón rojo abre los párpados de los claveles
y exhuma la grafía de los muros areniscos. 

La tecla X permite acceder al mensaje,
que consiste en una sola y fatal palabra.
Una vez leída ya nada será lo mismo.

Pero el tormento es temporal y -a la larga- obsoleto.

Este poema será reemplazado en breve
por un software macanudo y optimista.

Pierda cuidado.



ROOMATE


Mi amigo habla con palabras que él mismo inventa,
pronuncia maravillas y disparates con igual solemnidad.

El otro día hizo que me sentara sobre un pedazo de chicle
y no paró de reírse toda una semana.

Yo tuve que botar los pantalones.

Cuando seamos grandes, soñamos, viajaremos por el mundo
y nos tiraremos a las hijas prohibidas de las casonas solariegas.

A veces discutimos por los favores 
de una pelirroja que imaginamos al unísono. 

Solo una vez llegamos a los golpes. 

Después recogimos la mesa y vimos 
una de Robert de Niro.

Con frecuencia rememoro esa peli en la oficina 
hasta que es hora de salir.  

Vuelvo a casa y él sigue riendo por lo del chicle.


WOODY ALLEN


Nos decían -antes, cuando andábamos,
cuando íbamos, cuando éramos vistos
de la mano en las avenidas-, no se pierdan.

Y nosotros, a falta de mejor ocurrencia, 
terminamos perdiendo primero la calma,
luego la casa, el sentido, los besos
y perdiéndonos de nosotros
como espejos baldíos,
como fantasmas de hilo.

Hoy te hablan, te advierten, 
te aconsejan el olvido,
la fortaleza, la resignación.
Hoy me invitan a fiestas, a cócteles, a bautizos
y me refieren la teoría del clavo con entusiasmo;
mientras tu almuerzas con amigas, 
y quemas cartas y naves.

Me quiebro la cabeza, las manos, los días
tramando inteligentes venganzas,
maravillosos encuentros,
regresos pomposos, 
pero me siento muy viejo
para todo esto, aquieto el latido
y enciendo la tele para siempre.


POETAS DEL FIN DEL MUNDO

I’m the one who has to die when it’s time for me to die
Jimi Hendrix

Hoy, que el fin del mundo está cerca
déjenme decirlo de la manera 
más cursi posible:
poetas del fin del mundo, uníos.

Fundemos la Sociedad de Poetas Pobres
recorramos el planeta con plata prestada
pintemos bigotes en los posters de los dioses.

Yo, qué he fracasado en todos los menesteres
del entendimiento humano,
que le debo tanta plata a tanta gente
que he mirado el Parnaso con delectación babosa
declaro: que esta vida es todo lo que mis ojos verán 

denuncio el hambre de las calles,
la senectud de las ideologías
la inoperancia de las religiones
la soledad de la hora pico.

Ayúdenme a gritar con las manos alzadas
y drogadas como en un concierto de rock:
que esta vida es todo lo que sus ojos verán
que nos mamaron compadres, 
que esta vida es todo lo que tus ojos verán,
que rompieron la alcancía y no nos enteramos.

Que esto es lo que hay, y punto.


CANCIONES DEL FUTURO [2]
Deja vú de lo que va a venir
Fito Páez

Escribamos reseñas de libros sin publicar
fragmentos de novelas inexistentes
empecemos por el último verso
del poema más grande del mundo.

Pintemos estudios inconclusos
firmemos grabados ausentes
vendamos lienzos y tablas en blanco.

Dediquémonos a la crónica  y la glosa
al balbuceo constante de la crítica
recomendemos canciones odiosas
alabemos a los autores pérfidos.

La poesía no está en la calle:
en la calle está la gente que camina y trabaja
y cuestiona la utilidad de un poeta
la profundidad del teorema
la eficacia de la música
el beneficio del alma
sin despeinarse la rutina.


En la calle están los perros 
que se comen a los niños del futuro,
en la calle están los autos
inmóviles
de la crisis eterna.

Busquen la poesía en otra parte,
señorita periodista,
busquen la poesía en otra parte.


LOS ESPEJOS SONOROS (2014)


DEJA VÚ


Estoy buscando el equivalente sonoro de un espejo
o el estómago de la telaraña,
lo que venga primero.

Es un estorbo no saber hablar francés con tanto deja vú impenitente:
esa constante perplejidad mnemónica de encontrarse a uno mismo
cantando las mismas canciones en escenarios aparentemente repetidos
ante rostros nebulosos que desafían la rotundidad del negro.

Consagrado a este sonambulismo -suspensión del pensamiento-
me da exactamente lo mismo
la espiral del tiempo que el círculo bonachón del eterno retorno.

No se trata de herir o ser herido
sino de ser uno con la sangre
y arremeter contra el olvido
como la tortuga más valiente que ha pisado jamás
esta desangelada tierra.


ALMOST FAMOUS

Hay que preparar al mundo
para nuestra muerte,
legarle cuadernos y estudios inconclusos,
nadie nos amará tanto en esta vida
como nuestros biógrafos nonatos.

Hay que tirar al tacho de la basura
nuestras nociones pueriles de fama y fortuna:
es en la muerte dónde nos realizaremos
y haremos presentes nuestros sueños.
Empecemos a tejerles chambritas
a los pequeños biógrafos que nos salvarán la vida.


RESCATE BANCARIO

Pobrecitos los bancos, se estaban hundiendo:
en las piscinas atemperadas, debajo de la aceituna del martini,
en las playas privadas de los resorts del pacífico sur.
¿Qué cuentan tus cuentas,
tus monedas apiladas,
tus finanzas aplicadas,
el almidón falso de tus finas ropas blancas?

Conversarte, convencerte, conminarte sería un despropósito.
Por eso, banquero,
te deseo una plaga de langostas a domicilio,
para que sepas lo que se siente.
Ni te usteo ni nada, para eso primero tendría que respetarte.
Que tu dinero cobre vida y se coma tus ojos, tus manos, tus espejos vanidosos,
y tu casita rosada de barbie.
Que el sol de verano te explote en la cara
y borre tu falso bronceado naranja
y tu sonrisa de plástico
de esta tierra para siempre.


bonus tracks (haikus)

un haiku también
es un árbol al que le
florecen moras.


El sonido u-
ne o divide la luz
pacientemente.


Los polvorientos
caminos a casa son
la vía láctea.

Naturaleza:
dos amantes se besan
en la azotea.

No hay retratos:
hay caras prestas a la
compra y venta.

El amor vibra
dentro del mundo hueco
entre dos cuerpos.


Décimas de sí mismas

Torcida

Flamean banderas, se inflaman,
se ablandan bandos aparentes
confunden raudos con urgentes
se abrazan los que no se aman.
No queda en pie ningún buen soldado
con las campanadas de las catedrales
las calles del centro ya son basurales
no todos los días vamos al Mundial,
qué importa si es lunes, hermano, total
aunque no me apruebo, soy clasificado.


Ciudad [1]
gritaban solo para que les entrase mejor la cerveza
Bohumir Hrabal

Son primos de Martín Fierro
son hijos de Juan Cutipa
la sal embota los dedos
la chela hincha las pipas.
Las leyes les son esquivas
las calles les son propicias
con uniforme ‘e policía
o con cicatriz de malo
se abrirá paso a palos
su alma más muerta que viva.

Ellos contra ellos se enfrentan
el “nosotros” se restringe.
La careta del que finge
y el que su madre les menta.
Somos sombras en discordia
androides de otra memoria
¿Dónde habita la emoción
que nos extraerá la luz?
Que se vayan muerte y cruz
que dejen vida y pasión.


MINORÍA ABSOLUTA (2014)

[elefante]

Un elefante se columpiaba sobre la tela de una araña cuando vio pasar sobre su cabeza un objeto volador no identificado. “Es una gran fortuna que yo no sea un drogadicto, si no, nadie me creería cuando lo cuente”, pensó para sí y continuó balanceándose irreflexivamente, mientras los escritores de canciones para niños tomaban nota.


[esdrújula (está mintiendo) esdrújula]

Tome un puñado de palabras esdrújulas y dispóngalas en el témpano que el piélago ha traído como dádiva para usted en su onomástico. Déjese de incógnitos y festéjese con plácemes, sírvase con ínfulas, bésese bajo el muérdago con su cónyuge. Plácido, fínjase un náufrago en una ínsula, siéntase políglota, póngase sarcástico con el párroco, libérese en público, olvídese del hígado. Si con todo esto usted no es capaz de pasarla bien en su propio cumpleaños, váyase a la miéchica.


[escritor]

Se come las comas, apostrofa a los apóstrofes y suspende a los puntos que se comportan mal. Pese a todos sus esfuerzos la página permanece en blanco, en consonancia con su mente. La crisis se agudiza. Gradualmente se le inflaman las sinécdoques ocasionando una infección de la metonimia que desemboca en una epanadiplosis fulminante. La cabeza del hombre cae vencida por su propio peso sobre el monitor de la computadora. El escritor está en coma. Y punto. 


[Berlín]

La noche en que la mitad de los habitantes de Berlín se transformaron en bicicletas estábamos haciendo el amor. Caí rendido en la profunda almohada, la cabellera sudorosa, mientras escuchaba a mi lado su pecho recuperando de a poco los latidos regulares. Cuando desperté, se había ido. Salí a buscarla a la calle y no supe reconocerla ni entre la poca gente que caminaba extraviada ni entre las bicicletas que corrían desbocadas.


EL ARTE DE LA FUGA (2014)


mundo-in-mundo

pobrecita baby blue,
baby black, baby white: todos los modelos
de nenas mimadas de todos los colores y escandaletes,
las divas de alados afeites, de los dimes y diretes.
¿qué se siente ser objeto de una idolatría?
¿cuántos millones pagan tu soledad central?
bailar en la boca de la gente
es menos una metáfora hábil
que la comprensión última de la naturaleza zoológica del espectáculo.
pobre nena linda, piel de porcelana,
pestañas estalactitas, caderas de jarrón etrusco,
sonrisa plástica sostenida en el aire,
bellos pies mínimos asomando debajo de las galas estrambóticas
que los caprichosos llaman moda
y los ilusos visten maquinalmente.
la alfombra roja se alimenta de la sangre de los que no alcanzaron la fama.
a ti no podré invitarte a una salteña
o a una caminata por el parque.
pobre beldad rica, virgen de los ipads
condenada a la caridad sistémica,
a la conversión del plomo en oro.
pierde cuidado que nosotros
vamos a desearte para siempre
vamos a soñar con tu olimpo venenoso
vamos a guiñarnos los ojos groseramente
observando tu poster
en las tardes soporíferas de billar y cerveza.
con lo que nos queda de ilusión vamos a imaginar
tus veranos eternos
tus fragancias corpóreas.
y tú tal vez nos veas un día al fondo de las noticias,
como esos chicos que saltan detrás de los goleadores para salir en la tele.
en ese mundo inn:
sempiternos cetros y apostasías.
en este mundo-in-mundo:
pantallitas y luces de colores para hacernos a la idea de un alma.
juro que te querremos honestamente
aunque todos nosotros tomaremos una mujer
cuando caiga la tarde de la pubescencia.
tú proseguirás tu existencia pautada
sin asomar siquiera a los misteriosos deleites de la imperfección,
sin probar jamás las mieles del inconmensurable amor de los feos.

[1984]
                                                                             ...es apenas un péndulo vulgar
                                                                                                          Nicolás Ortíz
te requerirá de pasiones,
proclamará la melancolía como único atributo del amor,
edulcorará el divorcio y el abandono con ornamentos propios de motel,
te lamerá las orejas con un bla bla meloso y obsceno.

tendrás que ser fuerte:
suspender tus jugos,
apagar las llamas que te devoran la insensatez.

con el fin del mundo a la vuelta de la esquina
no hay lugar a salvo para una cartucha como tú,
que no es ni maledicente ni maleducada ni nada
sino un obtuso papagayo conceptual.

que la noche no te irrigue los párpados,
no te dejes caer en tentación, líbrate del mal.
guárdate de las falacias seductoras
de la lengua zalamera de julio iglesias. 


anarchy in the k.o. (los asesinos risueños)

se trata de que la vida sea una fiesta,
de que al agujero inmundo de nuestro barrio le crezcan alas,
de que chorree música de los balcones.

se trata de hallar la raíz cuadrada del jazz,
de contarle las vértebras a la Cordillera,
solo por diversión.

se trata de que todos nos escondamos un día lunes, todos,
y que nadie filme las calles vacías, que nadie mire la tele,
que nadie telefonee, que no mires ni el buzón del correo,
que los poderosos se caguen de miedo con nuestra indiferencia.

sabemos que es mucho pedir.
por eso nos inmolamos online como bonzos de la estupidez,
estallamos el coche-bomba de la displicencia.
de nada sirve ya llorar, mesarse los pelos,
vociferar en la megafonía.

se trata de hallar dicha en la domesticación
y aprender a mostrar los dientes
en el lugar y momento precisos.

después de todo allá afuera nos matan todos los días
con una irresistible sonrisa en la cara.


desahucio
                                              No es el fin del mundo, es solo el fin de todo lo que fuimos
                                                             Herbert Vianna

si vas a irte de aquí hazlo con estilo:
desintégrate en un rayo que hiera al cielo,
procrea tu propia sed en un alarido de amor gigante.
si vas a perecer en la cima de la montaña,
practica la cruel sátira de la autofagia.
si nos van a abandonar a nuestra suerte en el desierto
al menos pintemos de colores vivos la cartografía,
para que los exploradores de otros mundos
encuentren nuestros esqueletos risueños
y bañados por un oasis imaginado.
ante el juicio del mundo maquinal
preséntate como un ave de papel,
un funámbulo diagonal,
un beso gráfico en las constelaciones.
te deseo la luz amiga de la aurora,
la fauna eléctrica de los subterráneos,
el alimento expedito.
que tu voluntad sea férrea como la noche negra,
que tu sueño sea límpido como el alma de un pez.
que tu pequeña vida esplenda como la luz del infinito.